Blogger Template by Blogcrowds

Hoy al buscar libros de terror encontré uno que esta basado en la verdadera historia del asesinato de la pequeña Sylvia que con solo 16 años fue torturada de la manera mas perversa, grotesca y brutal que jamás me hubiera atrevido a imaginar.

He decidido alejarme de mi usual forma de escribir porque pienso que el describir lo que ella sufrió merece mi total seriedad. Quiero compartir lo que leí con ustedes porque creo que es importante darnos cuenta de lo horribles que podemos ser con otros seres humanos, que la vida es injusta, que cosas terribles pueden pasar cuando confías en personas que no conoces y que es nuestra responsabilidad inculcar valores, ética y moral a futuras generaciones porque, tomando esto como evidencia, desde que nacemos estamos predispuestos a ser unos malignos hijos de puta.



En agosto de 1965 en Indianápolis la familia Likens cometió el gravísimo error de dejar a sus dos hijas Sylvia y Jenny al cuidado de la señora Gertrude Baniszewski a quien conocían muy poco. La razón de esto fué que siendo trabajadores en carnavales tenían que viajar mucho y apenas se habían instalado en el vecindario cuando tuvieron que salir a trabajar de nuevo.

La primera semana de lo que serían más tarde 3 meses de pesadilla pasó sin problemas. A la segunda semana al ver que el pago, que la familia Likens le había prometido a Gertrude, llegaba tarde. Gertrude gritó "¡cuidé de ustedes dos, perras por nada!" y empezó a darles de nalgadas.

El pago llego al siguiente día.

A la tercera semana Gertrude acusó a Sylvia de robar dulces de una tienda porque pensaba que era imposible que ella los hubiera comprado con su dinero ya que su familia era pobre. Ese día también recibió nalgadas.

Sylvia solía ir a la iglesia cada domingo. En una ocasión la hija de Gertrude, Paula, le comentó a su madre que había visto a Sylvia abusar de la comida que le habían dado en la iglesia. Gertrude junto con sus hijas pensaron en un castigo que bien podría marcar el principio de las elaboradas torturas de las que mas tarde sería víctima. Decidieron asar una salchicha (frankfurter), llenarla de todo tipo de condimentos y obligarla a comérsela. La chica obedeció pero mas tarde vomitó, vómito que después la obligaron a comer.


El lento descenso al terror


A finales de agosto a Sylvia se le salió el comentario de que en alguna ocasión había dejado que su novio durmiera con ella. "¡Tendrás un bebé!" Gertrude gritó enojada y pateó a Sylvia en los genitales. Su hija Paula la tumbó al suelo vociferando "¡No mereces sentarte en una silla!"

Al día siguiente a modo de venganza Sylvia le diría a algunos de sus compañeros en la secundaria Tech High que las hijas más grandes de Gertrude, Stephanie y Paula eran prostitutas. Coy Hubbard de 15 años y novio de Stephanie enfureció al escuchar esto y le dió una paliza. Se sabe que a partir de ese día se acostumbró a aventarla violéntamente por los aires y a azotarla a la pared.

Gertrude al enterarse de lo que había pasado también le dió una golpiza y empezó a correr rumores sobre ella, diciéndole a las amigas de Sylvia que ella había dicho que sus mamás también eran prostitutas, provocando con esto muchas más peleas en su escuela. También convenció a los niños del vecindarió y de la secundaria de ir a su casa para que le "ayudaran a castigarla"

Paula rápidamente empezó a tener el hábito de aventarle cualquier cosa a la cabeza a Sylvia, ya fueran platos, botellas, vasos y muchas veces cuando un gran grupo de alumnos abusaba de ella le pedían a su hermana menor que la abofeteara so pena de ser golpeada ella también.



Aumenta la brutalidad

A principios de Octubre un incidente obliga a Gertrude a sacar a Sylvia de la escuela. Sylvia necesitaba un uniforme para poder participar en las clases de educación física y Gertrude no se lo quizo comprar. Al regresar a la casa con uno que dijo habia "encontrado", Gertrude asume que ella lo ha robado y Sylvia apenada confiesa que si. La mujer la abofeteó, pateo y después azotó con un cinturón. Después asumió que el robo se debía a su promiscuidad y procedió a patearla repetidamente en los genitales. No contenta con el castigo que le había dado, más tarde ese mismo día le quemó los dedos con un cerillo y la volvió a azotar con el cinturón.

El grupo de niños que había estado yendo a presenciar las golpizas empezó a imitar a Gertrude quemándola con cigarrillos, cerillos, pateandola, azotándola. Paula se rompió la mano golpeándola.

Un horrible día la señora Gertrude se indignó porque le dijeron que, Sylvia a principios de su estadía con ellos había tenido un poco de efectivo extra, ella asumió que era porque la chica o estaba robando o se prostituía. Asi que, frente a algunos de los chicos del vecindario que estaban en su casa, forzó a una sollozante Sylvia a hacer un striptease y al estar completamente desnuda la obligó a meterse una botella de vidrio en la vagina.

Un día de octubre Sylvia se orinó en la cama, debido probablemente a ansiedad psicológica (si alguien tenía una razón para estar nerviosa, era ella) o pudo haber sido por que todos los crueles golpes a su estómago y vagina debilitaron el control de esa área. De cualquier manera, sus torturadores decidieron que era hora de que viviera en el sótano con el perro porque era muy sucia para vivir con seres humanos. Paula castigó el que mojara la cama prohibiéndole usar el baño, provocando así que se orinara sobre ella misma.

Al mismo tiempo, sus verdugos empezaron un régimen de baños forzados en el que ataban a "la niña sucia" y la forzaban a entrar a una tina llena de agua hirviendo. Algunas veces Gertrude y Paula la metían a la tina y en ocasiones era Richard Hobbs de 14 años las asistía.

Paula Baniszewski frotaba sal sobre sus heridas.

A Sylvia normalmente la mantenían desnuda por días en el sótano. Se convirtió en el juego de los niños del vecindario, golpearla, patearla, quemarla y ahora a aventarla de las escaleras que daban al sótano, haciendola subir de nuevo solo para empujarla otra vez.

En una ocasión, llamaron a la hambrienta adolescente para que subiera y tratara de comer sopa con las manos. Muerta de hambre hizo el intento solo para que John le quitara el plato momentos después. Mas tarde, Gertrude y John la forzaron a comer mierda y tomar orina.


El último fin de semana de Sylvia

El último fin de semana en la vida de Sylvia comenzó cuando Gertrude le permitió salir del sótano y dormir en la cama. Pero, agregó una extraña condición a eso: Le instruyó a Coy, John y Stephanie que la amarraran a la cama para que no se pudiera parar en la noche para ir al baño. "No puedes ir al baño", dijo Gertrude, "hasta que no aprendas a no mojar la cama"

Sylvia mojó la cama esa noche.

La mañana siguiente empezó con otro striptease forzado, de nuevo con Gertrude forzando a Sylvia a meter una botella en su vagina. Después la señora Baniszewski decidió vengarse por haber hecho correr los chismes de Paula y Stephanie en Tech High. "Has marcado a mis hijas asi que yo te marcaré a tí" le dijo a la pobre.

Gertrude le sugirió a Ricky Hobbs que "tatuara" a Sylvia. Él acepto con gusto. Desnudaron a la chica, la amarraron a la cama y la amordazaron. Gertrude calento una aguja y empezó a esculpir la letra I seguida de una apóstrofe y parte de la M. después le dijo a Ricky que terminara el trabajo. Hobbs empezó a "tatuarla" y después paró para preguntarle a Gertrude como se escribía "prostitute" Ella escribió en un papel: I'M A PROSTITUTE AND PROUD OF IT! y se lo dió a Ricky quién siguió quemando su vientre.

Baniszewski al terminar le preguntó a Sylvia: "¿Qué vas a hacer ahora? No te puedes casar ahora, no puedes desvestirte enfrente de nadie ¿Qué vas a hacer ahora eh?"

La pobre chica ahora mutilada, ahogándose entre sollozos: "Supongo que no puedo hacer nada. Ya esta ahí"

Ese día la volvieron a encerrar en el sótano, su hermana la fué a visitar y Sylvia le dijo "voy a morir, lo sé"

El domingo 24 de Octubre, John y Gertrude bajaron al sótano y la mataron a golpes.

Sylvia Marie Likens murió de derrame cerebral, shock y desnutrición.

La autopsia mostraría cuanto sufrimiento tuvo que soportar antes de morir. Había roto cada una de sus uñas hacia atras en dolorosos agarres y habia mordido su labio inferior tan fuerte que lo habia prácticamente arrancado de su cara.

Lo más deprimente es que hubo muchos momentos en los que las niñas trataron de escapar, trataron de decirle a alguién y si esa gente se hubiera comportado de manera diferente, tal vez sin indiferencia, Sylvia no hubiera sido torturada y asesinada.


Todos los detalles del juicio e información extra lo pueden encontrar en los siguientes vínculos

http://www.trutv.com/library/crime/notorious_murders/young/likens/1.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Sylvia_Likens

Descanza en paz Sylvia.

2 comentarios:

despues de leer tu blog, tu facebook, wikipedia ....

I open my eyes to wish eternal peace

gracias por compartir este sufrimiento para poder sacar adelante a la gente.

16 de abril de 2010, 4:56  

Horrible , yo vi la película que es basada en ese caso "An American Crime" simplemente horrible..

8 de junio de 2011, 17:01  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal